Bruxismo y fisioterapia, una combinación ganadora

Bruxismo y fisioterapia: una combinación ganadora

¿Sientes molestias habituales en tu mandíbula, oído o cuello? ¿Te duele cuando masticas o hablas? ¿Notas una falta de movilidad en tu boca? Es posible que sufras una disfunción en la articulación temporomandibular, que muchas veces se engloba popularmente dentro del bruxismo. Un trastorno con diversas causas y que tiene en la fisioterapia especializada a tu mejor aliado para acabar con él.

La salud de tu boca se extiende más allá de tus dientes, encías y demás tejidos blandos. De hecho, aquí también está incluida la conocida como articulación temporomandibular (ATM).

La articulación temporomandibular (ATM) se sitúa entre el hueso temporal del cráneo y la mandíbula. La zona de la articulación está rodeada de cartílagos. Además, entre el hueso de la mandíbula y el cráneo existe un disco fibroso encargado de reducir la fricción durante el movimiento, como si fuera una especie de almohadilla.

La ATM es la responsable de los movimientos de apertura y cierre de la boca, actuando como una especie de bisagra. Esto hace que sea tan importante que trabaje correctamente y que no produzca dolor a la hora de realizar acciones tan habituales como comer o hablar.

Los trastornos y disfunciones relacionadas con la ATM, como el bruxismo, pueden ocasionar situaciones realmente molestas para quienes los sufren. Para eliminar estas incomodidades y recuperar la funcionalidad de la zona, es frecuente recibir tratamientos específicos de fisioterapia. Profundizamos en todo ello.

Disfunciones temporomandibulares: síntomas y causas

Una vez que sabes los aspectos básicos de esta parte tan importante de nuestra boca, te será más fácil comprender los síntomas relacionados con sus disfunciones, así como las causas de estas.

Síntomas de las disfunciones temporomandibulares

Los pacientes con disfunciones temporomandibulares tienen una serie de síntomas característicos que desvelan su trastorno:

  • Molestias en la mandíbula y al tocarnos la misma.
  • Tensión muscular en la zona, propia de pacientes con bruxismo.
  • Dolor en la zona del cuello y de los hombros.
  • Dolor de cabeza.
  • Notar rigidez en la mandíbula.
  • Dolor o dificultad al masticar.
  • Parálisis en la mandíbula o limitación de movimientos en la misma.
  • Chasquido o sonidos crepitantes al abrir y cerrar la boca.
  • Mala mordida.
  • Desgaste dental.
  • Dolor o pitidos en el oído. 
  • Descenso de la audición.
  • Problemas en la vista.
  • Mareos.
  • Hipersensibilidad dental.

Bruxismo y otras causas de las disfunciones en la ATM

Las disfunciones en la articulación temporomandibular pueden tener sus causas en diversos factores. El bruxismo es una de las más reconocidas, pero no la única. Entre estas se incluyen las de tipo físico y las que están relacionadas con cuestiones emocionales y psicológicas. Entre las puramente físicas, tenemos:

  • Presencia de una maloclusión. Es decir, el paciente no tiene una mordida correcta, lo que genera tensiones en la zona.
  • Crecimiento descompensado de los huesos maxilares.
  • Malos hábitos posturales.
  • Problemas con la colocación del disco de la articulación, no encontrándose en la posición correcta o estando desgastado.
  • Los cartílagos no se encuentran en buen estado por causa de una enfermedad como la artritis.
  • El paciente ha sufrido un traumatismo que ha dañado la ATM.
  • Contractura en los músculos de la zona de la mandíbula.
  • Un tratamiento dental que no se ha realizado correctamente.
  • Hiperactividad muscular permanente, como ocurre en los pacientes con bruxismo.
  • Ausencia de dientes posteriores.
Bruxismo y fisioterapia

Desde el punto de vista psicológico, las disfunciones en la ATM pueden venir causadas por situaciones de alta carga emocional o de estrés.

Una causa muy evidente es el bruxismo. El rechinar de dientes suele aparecer en personas que están viviendo situaciones de estrés y de alta tensión emocional. Esto provoca una sobrecarga en la articulación y sus correspondientes molestias. Aunque es normal que el bruxismo dé la cara mientras duermes, éste también puede aparecer cuando estamos despiertos.

Fisioterapia para el tratamiento de las disfunciones temporomandibulares

Dentro de las opciones de tratamientos para las disfunciones temporomandibulares, la fisioterapia ATM ha demostrado ser realmente efectiva a la hora de eliminar las molestias relacionadas.

Estos tratamientos de fisioterapia incluyen masajes y ejercicios de diverso tipo, como relajación, rotación, estiramiento y posturales. Estos ejercicios pueden ir acompañados de frío y calor local que, además de aliviar el dolor, mejoran la movilidad de la zona. Es muy importante que adquieras una rutina para la realización de estos ejercicios, ya que con ella es como son realmente efectivos.

Podemos identificar las metas de los tratamientos de fisioterapia ATM en los siguientes puntos:

  • Que la función y la movilidad de la articulación temporomandibular sea completa.
  • Lograr una movilidad adecuada para los movimientos de apertura, cierre y laterales. 
  • Normalizar el tono muscular de la mandíbula y alrededores.
  • Mejorar la alineación corporal.
  • Reeducar al paciente en una correcta higiene postural para que las molestias no vuelvan a surgir.

Si el dolor es muy intenso, estos tratamientos de fisioterapia pueden ir acompañados de la toma de algún medicamento analgésico para aliviarlo. También es posible que, además de la fisioterapia, se requiera otro tipo de tratamientos. La ortodoncia y el uso de férulas de descarga para el bruxismo son un ejemplo de ello. Por otra parte, si la disfunción ATM viene causada por factores emocionales, el paciente puede necesitar de atención psicológica especializada.

Si sufres de un trastorno en la articulación temporomandibular, muchas personas ya lo han solventado en nuestra clínica dental en Sevilla, Coinsol. Contamos con especialistas de la fisioterapia ATM. 

Además, para los casos que requieran un trabajo conjunto, nuestro carácter multidisciplinar hace que exista una completa coordinación entre fisioterapeutas y doctores especializados en otras disciplinas odontológicas.

Por ejemplo, los pacientes con bruxismo severo sufren un profundo desgaste de las coronas dentales. Esto hace que necesiten en muchas ocasiones colocarse coronas dentales para compensar esta pérdida.

De esta forma, el paciente puede recibir un tratamiento integral sin salir de nuestras instalaciones. A esto debemos añadir que la comunicación permanente entre nuestros profesionales concluye en mejores y más rápidos resultados para todos los que confiáis en nosotros. 

¿Necesitas olvidarte del dolor en tu mandíbula y poder volver a hablar y comer sin molestias? Te esperamos para ayudarte

Dra. Belén Cayrasso. Especialista en fisioterapia en la articulación temporo-mandibular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Últimos post