3 recomendaciones para el dolor de muelas

3 recomendaciones para el dolor de muelas

Si alguna vez habéis sufrido dolor de muelas, sabréis de la necesidad de acabar con él lo antes posible. ¿Cómo podemos conseguirlo? ¿Qué alternativas existen para combatirlo? ¿Por qué aparece y qué puede hacer nuestro dentista para ayudarnos? Os traemos 3 recomendaciones fundamentales.

Casi con total seguridad, el dolor de muelas es uno de los más molestos que pueda sufrir una persona. Y es que a su intensidad y perdurabilidad, hay que añadirle el hecho de su ubicación en una zona tan delicada por el uso continuo que hacemos de ella.

Es por ello que, en cuanto surge, buscamos rápidamente remedio para aliviarlo, siendo algunos de estos más efectivo que otros, que, incluso, pueden ser perjudiciales. A continuación os traemos los consejos más efectivos contra el dolor de muelas, prestando mucha atención a las causas que lo originan y cuyo tratamiento es clave.

¿Por qué nos duelen las muelas?

El dolor de muelas puede tener diversas causas. Si bien es cierto que lo primero que se nos viene a la mente es la caries, y es correcto que es uno de los principales motivos de esta molestia, no es la única afección que provoca esta sensación tan molesta en nuestra boca. Podemos resumir los principales precursores del dolor de muelas en:

  • Caries: sobre todo si esta es profunda y se encuentra próxima a la pulpa o nervio del diente. Las bacterias adheridas a la superficie del diente generan ácidos al digerir los azúcares de los restos de alimentos que se quedan en los dientes o entre estos, erosionando el esmalte de la pieza y profundizando hasta la dentina y la pulpa si no se trata a tiempo.
  • Infección de los senos paranasales: la sinusitis o inflamación de los senos puede ser causada principalmente por la aparición de bacterias, hongos o virus en estas cavidades. En estos casos suelen ser las muelas más profundas de la mandíbula superior las más afectadas por el dolor.
  • Erupción de las muelas del juicio: también conocidas como cordales, la salida de estas piezas dentales ocasionan molestias y dolor al provocar la rotura del tejido de la encía. A esto se le puede añadir que su salida se vea entorpecida por la presencia de los otros molares.
  • Traumatismos: un fuerte golpe en un diente o en la mandíbula es, quizás, una de las razones más evidentes de un dolor de muelas. Algunos, incluso, pueden derivar en la fractura del diente o la aparición de una grieta en el mismo.
  • Bruxismo: el rechinar de dientes puede llevar a consecuencias muy parecidas a las del traumatismo.
  • Infección en la raíz del diente, con su consecuente inflamación y aparición de un absceso o flemón.
  • Enfermedad periodontal: la inflamación y retracción de las encías que trae consigo pueden desembocar en molestias en la encía y, consecuentemente, en la zona cercana a las muelas.

3 recomendaciones para el dolor de muelas

Si investigamos un poco por las redes o prestamos atención a la cultura popular, encontraremos multitud de consejos y trucos para aliviar el dolor de muelas. Sin embargo, debemos ser precavidos en el momento de prestarles atención, puesto que muchas no son efectivas e, incluso, podrían tener efectos perjudiciales para nuestra salud.

Aquí os traemos las 3 recomendaciones más destacadas para hacer frente a esta molestia tan incómoda.

1.- Toma de medicación contra el dolor

Una de las medidas más efectivas para aliviar el dolor de muelas es tomar medicamentos que tengan efecto analgésico, por supuesto, todo ello bajo consejo médico. Entre estos podemos destacar el paracetamol o antiinflamatorios de tipo no esteroideo, como el metamizol o el ibuprofeno.

Si, además del dolor, existe sangrado, debemos descartar la toma de Aspirina y similares, puesto que pueden empeorar dicha hemorragia por su efecto antiagregante. La toma de antibióticos no tiene efectos contra el dolor y exclusivamente debe realizarse bajo prescripción médica en el caso de que haya infección. Pero ojo, esto aliviará el dolor, no solucionará el problema.

Recomendaciones para el dolor de muelas

2.- Algunos buenos hábitos para aliviar el dolor de muelas

Otras alternativas para mitigar las molestias es adquirir ciertas costumbres sencillas, pero que a la vez nos proporcionarán un alivio que agradeceremos. Entre estas, destacamos:

  • Aplicar una compresa fría de manera local en la zona de la cara más próxima a la fuente del dolor. Imporante no aplicar nunca este frío en el interior de la boca, puesto que podría agravar aún más la situación.
  • A la hora de dormir, evita ejercer presión sobre la parte de la mandíbula dolorida. Duerme boca arriba o con el lado de la cara no afectado apoyado sobre la almohada.
  • Evita la ingesta de alimentos que estén demasiado fríos o calientes, así como los que sean excesivamente duros. Procurando también masticar por el lado no afectado.
  • Los alimentos con demasiada azúcar también pueden hacer que el dolor vaya a más, así que mejor evitarlos también.
  • Mantener una escrupulosa higiene dental mediante el cepillado, el uso de hilo dental para eliminar los restos de alimentos de la boca y de enjuague bucal.

3.- Visita a tu odontólogo

Aunque estas recomendaciones ayuden a sentirnos mejor y a poder llevar nuestra vida con normalidad, queda claro que un dolor de muelas es la expresión más clara de un problema de la salud de nuestra boca. Por esto, lo más sensato es acudir a nuestro especialista en odontología para eliminarlos por completo y mantener una boca completamente sana.

Nuestros dentistas están perfectamente capacitados para encontrar la causa del dolor y establecer la forma de actuar que mejor de adapte a ti y proporcione la mayor satisfacción. Los tratamientos más habituales son:

  • Realización de una endodoncia si estamos hablando de una pulpitis o inflamación de la pulpa dental.
  • Tratamiento antibiótico para los casos en los que se manifieste infección.
  • En el caso de que surja un absceso, se retirará la pus mediante un drenaje, acompañado de tratamiento antibiótico.
  • Si los daños sobre la muela son demasiado graves y no se pueden reparar, habrá que extraer la muela.
  • Si la causante del dolor es la enfermedad periodontal, habrá que realizar limpieza y descontaminación bucal profunda.
  • Uso de férulas de descarga para aquellas situaciones en las que se diagnostique bruxismo.
  • Obturación o endodoncia para las fracturas dentales.
  • Si se nos diagnostica una sinusitis, deberemos acudir a nuestro médico de atención primaria para que estime el procedimiento más adecuado.

Como podemos comprobar, tendremos que enfrentarnos al dolor de muelas de diferentes formas según su naturaleza. Aún así, un denominador común a todos es que debemos hacer una visita a nuestro odontólogo para acabar con él de la forma más efectiva posible.

Si notas alguna molestia en tus muelas, no dudes y ponte en contacto con tu especialista para eliminarlo y que puedas volver a hacer una vida completamente normal y libre de dolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Últimos post

Ventajas de la ortodoncia en adultos

5 beneficios de la ortodoncia en adultos

No hay comentarios

La ortodoncia no se aplica exclusivamente a niños y adolescentes, siendo un tratamiento muy demandado también por adultos, proporcionándoles la solución a múltiples problemas bucodentales.…

Leer Más »