sensibilidad dental

SENSIBILIDAD DENTAL ¿QUÉ ES Y CÓMO PREVENIRLA?

La sensibilidad dental es un problema que afecta alrededor del 30% de la población española y no es una cuestión que debamos dejar pasar, ya que puede tener grandes repercusiones en nuestra salud bucodental. 

 

Todos hemos sentido alguna vez como, frente a un estímulo como el frío, el calor o el dulce, notamos un desagradable e intenso dolor que tiende a ser de corta duración. Los problemas aparecen cuando la molestia permanece por más de pocos segundos y no se va, esto es la sensibilidad dental. 

 

Esta sensibilidad dental está asociada a la exposición de la dentina, que es la parte más blanda del diente y situada bajo el esmalte dental. Cuando este esmalte desaparece, los microtúbulos que conforman la dentina quedan al descubierto, por lo que los estímulos externos encuentran vía libre hasta los nervios y células del interior del diente. Ante esto, el diente responde con una sensación de dolor.

 

¿Qué provoca la sensibilidad dental?



Como hemos mencionado anteriormente, existen diferentes causas que pueden provocar la sensibilidad dental y los podemos dividir en tres grupos:

 

  1. Estímulos térmicos: estos están asociados al consumo de alimentos fríos o calientes.

  2. Estímulos químicos: están asociados al consumo de alimentos azucarados o ácidos.

  3. Estímulos mecánicos: están vinculados al empleo de hilo dental o el cepillado. 

 

Pero, ¿cuál es la raíz de esta dolencia? Entre las causas más comunes de la sensibilidad dental se encuentran una serie de hábitos que la mayoría de la población desconoce y que son perjudiciales:

 

  • El cepillado agresivo. Al frotar el diente repetidas veces y con fuerza aceleramos el desgaste del esmalte, incluso podemos ocasionarnos una retracción de las encías.

  • Uso de pastas blanqueantes. Estas contienen elementos abrasivos.

  • Consumo de bebidas o comidas ácidas y dulces. Tienen un efecto erosivo y descalcifican nuestros dientes. 

  •  Bruxismo. El desgaste de la dentadura produce un daño en el esmalte.

  • Gingivitis. Hay que tener especial cuidado con ella, ya que si no se trata puede derivar en periodontitis.

  • La edad. A medida que crecemos, se provoca un desgaste gradual en el esmalte.

 

 

Para prevenir la sensibilidad dental y otro tipo de afecciones es primordial hacer visitas periódicas al dentista. En Coinsol Dental identificamos las posibles causas de la molestia y os facilitaremos el tratamiento más efectivo para que goces de una buena salud bucodental. No esperes más y pide tu cita con la Dra Patricia Solano, especialista en periodoncia,.


Te esperamos en Coinsol Coinsol Dental y si tienes alguna duda puedes hacernos una consulta en nuestro Consultorio Coinsol.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías

Últimos post