Cómo afecta el embarazo a la salud dental

Cómo afecta el embarazo a la salud dental

¿Qué cambios tienen lugar en nuestra boca si estamos embarazadas? ¿Existe un mayor riesgo de aparición de ciertas patologías orales? ¿Puedes ir al dentista y someterte a tratamiento durante estos meses? ¿Qué tipo de tratamientos puedo realizar? Es hora de despejar todas estas dudas para que puedas vivir un embarazo tranquilo desde el punto de vista de tu salud bucodental.

El embarazo es un período de ilusión y alegría por lo que está por venir. Disfrutar de esos meses no es incompatible con seguir cuidando y vigilando la salud de nuestra boca. 

Hay que ser especialmente cuidadosas en todos los aspectos bucodentales, ya que se pueden originar ciertos cambios que comentaremos a continuación. Complementariamente, también daremos algunas recomendaciones sobre cómo enfocar unas medidas preventivas sobre algunos cuidados y tratamientos orales durante esta etapa.

¿Qué cambios se producen en la boca con el embarazo?

El cuerpo de una mujer embarazada experimenta profundos cambios durante la gestación. Entre las alteraciones del organismo que tienen lugar en estos 9 meses, también nos encontramos con las relacionadas con la salud bucodental.

Dentro de estas, las más habituales son los que afectan a los tejidos periodontales, debido, sobre todo, a las alteraciones hormonales que acompañan al embarazo. Los mecanismos que provocan estas afecciones no están del todo determinados, pero sí se conocen ciertos factores que las originan.

Por una parte se describen los cambios que se producen en el sistema circulatorio y el sistema inmunológico necesario para prepararnos para el crecimiento y desarrollo del feto. Los cambios hormonales a su vez pueden propiciar un ambiente más favorable para el crecimiento bacteriano en nuestra boca. 

Principales afecciones durante el embarazo

Como hemos comentado, la gestación puede afectar al estado de los tejidos periodontales, a los que debemos añadirle las propias piezas dentales. Las afectaciones orales que suelen aparecer frecuentemente durante este periodo son: 

  • Gingivitis.
  • Agravamiento o empeoramiento de la Periodontitis.
  • Caries.
  • Granuloma del embarazo.
  • Otras.

La gingivitis es la más frecuente de todas. Durante el embarazo se aprecia una mayor inflamación de las encías, no siempre relacionado con una mayor cantidad de placa que antes, donde la presencia de bacterias juegan un papel importante en el desarrollo de la manifieste. Se caracteriza principalmente por: 

  • Presencia de Inflamación y sangrado
  • Se acompaña de Cambios en el color del contorno de la encía
  • Molestia y dificultad al cepillado, lo que genera restos de placa en el margen gingival.
  • Su aparición suele darse durante el segundo o tercer trimestre.
  • Incremento del exudado gingival.
  • Es reversible tras el parto si se recibe el tratamiento adecuado.

Otro aspecto a destacar es el agravamiento de la periodontitis, y es que los cambios hormonales, como hemos mencionado, pueden favorecer el crecimiento de bacterias ocasionantes de las enfermedades periodontales. Es frecuente que tras el parto se muestre mejoría al respecto.

Embarazo y salud dental

No debemos de prestar menos atención a la aparición de caries durante el embarazo, y es que se suele observar un empeoramiento de las ya existentes previamente a la gestación relacionadas con:

  • Los cambios en la alimentación, tendiendo más a la ingesta de dulces y a la comida entre horas.
  • Modificación de ciertos componentes de la saliva, como las peroxidasas, de forma que esta es menos agresiva frente a bacterias.
  • Higiene bucodental más defectuosa por la aparición de las náuseas propias del embarazo, así como por algunos cambios de hábitos.
  • Los vómitos, cuya acidez desmineraliza el esmalte dental.

Esto ocasiona la necesidad de realizar tratamientos de urgencia durante el embarazo, que mediante adecuadas medidas preventivas y seguimiento de tu salud dental en manos de especialistas puedes evitar. 

También se pueden desarrollar otras patologías, como la aparición del “granuloma piógeno o del embarazo”, tratándose de lesiones con aspecto de una protuberancia rojiza localizadas principalmente en el sector anterior del maxilar superior, o empeoramiento de infecciones crónicas de la madre (como el caso de las periodontales).

Atención odontológica en mujeres embarazadas

Cuando nos vemos en la necesidad de atender a una mujer embarazada, debemos ser especialmente precavidos y tomar ciertas medidas especiales para su bienestar y el de su futuro hijo.

Aquí el diagnóstico precoz es muy importante, puesto que hemos visto que muchos de los problemas que pueden surgir, son derivados de patologías que ya existían con antelación al embarazo. Adecuadas medidas preventivas pueden ahorrarte muchos problemas.

Una vez que una mujer embarazada visita a su dentista por primera vez desde que conoce su estado, es recomendable hacer una evaluación para comprobar la situación de su salud bucodental. Según los resultados obtenidos se podrá definir un plan para la prevención, tratamiento y mantenimiento de la boca de la paciente durante la duración del embarazo.

Algunas de las intervenciones más habituales en la práctica odontológica pueden realizarse sin ningún riesgo cuando son necesarias y otras se recomienda pasado el 2º trimestre de embarazo.

Una duda frecuente, es la posibilidad de realizar blanqueamientos dentales , estos al contener algunos agentes como el peróxido de hidrógeno deben evitarse, ya que no es considerado un tratamiento de urgencia. Es preferible esperar a que nazca el bebé.

Respecto al mejor momento para realizar la mayoría de estos tratamientos, se aconseja que sean completado el segundo trimestre, ya que para entonces se han formado los órganos del feto, las náuseas han disminuido y la paciente se sentirá más cómoda en el sillón dental.

En lo que a la ingesta de medicamentos respecta, la mayoría de fármacos requeridos para el tratamiento de boca y dientes, como el uso de antiinflamatorios, antibióticos y anestésicos locales comunes deben evitarse y sólo administrarlos si fuera realmente necesario y bajo la supervisión del ginecólogo.

Es evidente que el embarazo es un período de cambios para la mujer, unos cambios que, por supuesto, también afectan a nuestra boca. Con todo esto no debes alarmarte, simplemente ser precavida y no descuidar la atención durante esos meses a tu salud bucodental. Por ello, recomendamos que no dejéis de visitar a tu periodoncista y recordarte que Coinsol Dental es un espacio seguro, con protocolos adaptados a la ‘nueva normalidad’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Últimos post

Ventajas de la ortodoncia en adultos

5 beneficios de la ortodoncia en adultos

No hay comentarios

La ortodoncia no se aplica exclusivamente a niños y adolescentes, siendo un tratamiento muy demandado también por adultos, proporcionándoles la solución a múltiples problemas bucodentales.…

Leer Más »