COINSOL - 5 mitos sobre el blanqueamiento dental

5 mitos sobre el blanqueamiento dental

Es normal que tus dientes pierdan ese blanco que tanto los caracterizó hace un tiempo. Por suerte, hay maneras sencillas, rápidas, eficaces y seguras de recuperarlo. También es lógico que te asalten algunas dudas al respecto. Por nuestra propia experiencia, sabemos que son muchos los mitos presentes sobre el blanqueamiento dental. Mitos que debemos desmontar. Aquí tienes los 5 más frecuentes.

¿Qué opciones tengo para blanquear mis dientes?

Si estás decidido a volver a hacer que tu sonrisa brille con todo su esplendor, querrás saber los diferentes métodos de blanqueamiento dental de los que dispones. Y, por supuesto, también querrás saber cómo funciona cada uno de ellos.

Hablaremos de dos tipos de blanqueamiento dental, el que se realiza en clínica y el que puedes hacer desde casa. Por supuesto, ambos contarán con la supervisión continua de un especialista en odontología.

Aunque el producto blanqueante sea el mismo para ambos tratamientos (peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida), varía notablemente la concentración de cada uno de ellos en función de si nos vamos a blanquear los dientes en la propia clínica o en casa.

Para el blanqueamiento que se hace en clínica, la concentración de producto blanqueante es mayor. En estos casos, a lo largo de una misma sesión se acometen entre 3 y 4 aplicaciones.

Si se opta por el blanqueamiento en casa, el procedimiento cambia ligeramente. Para empezar, te fabricaremos unas férulas a medida para que se ajusten a tu boca a la perfección.

Junto a las férulas, te entregaremos la cantidad necesaria de producto blanqueador. Tendrás que aplicártelo unas 4 horas al día durante, aproximadamente, unos 15 días. Por tanto, al ser un tratamiento más prolongado en el tiempo, el producto viene menos concentrado.

¿Cómo funcionan los productos blanqueadores dentales?

Tanto el blanqueamiento en clínica como en casa, el producto encargado de realizarlo actúa de manera semejante. Éste penetra en los túbulos dentinarios, unos canales microscópicos que atraviesan el esmalte hasta llegar a la parte interna de la pieza dental.

Una vez en el interior del diente, el producto produce la oxidación de los compuestos responsables de que éste se haya teñido y perdido blancura. Gracias a esta oxidación, las moléculas que originan el color son destruidas y los dientes recuperan su blanco.

Por poner un símil y para que lo veas más claramente, en tus dientes se producirá algo parecido al burbujeo que se produce cuando te aplicas agua oxigenada sobre una herida. Eso sí, de forma totalmente indolora.

5 Mitos sobre el blanqueamiento dental

Mito 1: El blanqueamiento dental duele

Aunque no le ocurra a todos los pacientes, someterse a un proceso de blanqueamiento dental puede hacer que tus dientes se vuelvan más sensibles temporalmente. Una sensibilidad controlada y reversible, y que no llega a ser dolorosa.

Esto se debe a que los túbulos dentinarios, tras ser limpiados, se quedan abiertos. Para mitigar las molestias, aplicaremos geles especiales. Estos se encargarán de que los túbulos se cierren y así tampoco vuelvan a teñirse.

Mito 2: El blanqueamiento dental dura para toda la vida

Los efectos del blanqueamiento dental tienen una duración determinada que dependerá, en gran parte, de los hábitos de vida del paciente. Entre estos, encontramos la alimentación y otras costumbres nada sanas, como el tabaquismo.

La duración del efecto blanqueante se estima entre los 2 y los 5 años. Por ello, cada 2 años recomendamos hacerse un blanqueamiento de recuerdo. Si has optado por blanquearte los dientes en casa, visítanos con la férula que te proporcionamos en su momento y te daremos la cantidad de agente blanqueante que necesitas.

COINSOL - Mitos sobre el blanqueamiento dental

Mito 3: El bicarbonato sirve realmente para blanquear los dientes

Este es un mito de los más comunes que existen respecto al blanqueamiento dental. Jamás uses bicarbonato si quieres blanquear tus dientes. Aunque te puede resultar una solución económica y rápida, sus consecuencias son nefastas para tu boca.

¿Por qué? El bicarbonato es un compuesto químico muy agresivo para nuestros dientes. Si lo aplicas, durante los primeros días notarás que los ha blanqueado. Sin embargo, este efecto blanqueante se debe a que se ha desgastado el diente.

Un efecto que, además, dura muy pocos días. Después, el diente tendrá el mismo o peor color que antes de aplicarle el bicarbonato, además de estar dañado.

Mito 4: Las pastas de dientes con efecto blanqueador son útiles

En absoluto, y ahora te damos los motivos. Estos productos, y todos los blanqueantes que no sean ofertados por un especialista en odontología, no producen ningún resultado en la blancura de tus dientes.

La explicación es muy sencilla, y es que la concentración de estos productos es demasiado baja para hacer el efecto deseado. Aún así, pueden comercializarse de esta forma, ya que sí contienen agentes blanqueantes, aunque no generan los resultados que publicitan.

Mito 5: No tengo que llevar ninguna dieta especial mientras me blanqueo los dientes

Durante la realización de un blanqueamiento, recomendamos que lleves lo que se conoce como una dieta blanca. ¿Esto qué quiere decir? Básicamente, consiste en tomar exclusivamente aquellos alimentos que no puedan teñir tus dientes. 

Evita comidas y comidas como el café, té, vino tinto, especias, chocolate, tomate, remolacha, algunas salsas, frutos rojos, etc.

Recuperar el blanco de tu sonrisa es totalmente posible. Sin embargo, debes tener mucho cuidado, ya que, si no contamos para ello con ayuda de profesionales especializados, podemos dañar nuestros dientes de forma irreversible.

Desde Coinsol te ofrecemos los tratamientos de blanqueamiento dental que necesitas, ya sea en nuestra clínica dental de Sevilla o en tu propio hogar. Sea cual sea el tipo de blanqueamiento, siempre contarás con el respaldo de nuestros profesionales, que te asesorarán bajo cualquier circunstancia.

Esperamos que esta lectura te haya servido para ver mucho más despejado el camino hacia una sonrisa de la que volver a sentirte orgulloso. Si quieres que te acompañemos mientras lo recorres, contacta con nosotros, te guiaremos en cada paso que des. 

Dr. Imar Monzón. Especialista en rehabilitación oral, prótesis y todo lo relacionado con la estética dental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Últimos post